CRÓNICA SENIOR A: OLÍMPICO 13 – ARQUITECTURA 12

Comenzaba la jornada con un almuerzo del equipo para ir creando el ambiente ganador necesario, conjurando pensamientos negativos y haciendo más compacto (si cabe) este grupo humano. En el Valle, al entrar al vestuario, las chicas (¡¡que grandes sois, Olímpicas!!) habían cubierto todas la paredes con fotografías, frases, deseos y apoyo para el Sénior A… ¡¡ y, a fé, que lo lograron !!. Salió el equipo local concentrado y decidido a todo, desde el minuto de silencio previo al pitido inicial.

Un golpe de Arquitectura, a los 3 minutos del comienzo, permitió a Gonzalito adelantar al Oli en el marcador (3-0); en el minuto 10 una lesión (probable rotura de isquio) hacía que Antoñito saliera del campo, sustituido por Guillermo. Siguió casi media hora de partido que, si bien no era bueno en el aspecto técnico por parte de ambos equipos, era intenso por la concentración mostrada desde ambas partes. En el minuto 33, el equipo visitante se adelantaba en el marcador con un ensayo (3-5) y así acabaría el primer tiempo.

Comenzaba la segunda parte, y a los tres minutos volvía el equipo visitante a ensayar con transformación incluída (3-12). Lejos de caer en el desánimo, el XV Olímpico atacaba jugada tras jugada y defendía cuando tocaba. Nadie mostraba el menor síntoma de cansancio, ni ganas de abandonar el campo. Transcurrían 15 minutos del segundo tiempo, cuando Alejo fijaba y abría un baló para Metal (se había colocado en el lateral) que se colaba por la banda, evitaba a dos contrarios y posaba el oval en la línea de marca (8-12); Gonzalito transformaba (10-12) y el delirio se apoderaba de la hinchada Olímpica en el Valle. Entraban Lamentos por Manu y Luis por Eloy. Se mascaba la remontada, máxime cuando el Sénior Olímpico seguía lanzado hacia la línea de marca del equipo rival. Entraba Megino por Riviers y, algunos minutos más tarde, Jorge entraba por Metal (el héroe de la batalla en el Valle). El partido continuaba con diversas interrupciones, fruto de la intensidad y el ímpetu que repercutían en la fluidez y continuidad del juego. En el minuto 75, el Oli aprovechaba para introcuir sus últimos tres cambios: entraba Becerra por Valhondo, salía Jipy sustituido por Héctor, y debutaba con el primer equipo Sénior del Olímpico nuestro almeriense Óscar por Mauri (nuestro argentino más viajero que también retornaba en este partido al Sénior A tras su regreso a Madrid).

A 2 minutos escasos del final, un golpe de Arquitectura centrado en los palos ya unos 10 metros permitía que Gonzalito adelantara (13-12) a los de la omega.
Quedaría tiempo para que, sacando mal de centro Arquitectura, hubiera una melé favorable al Oli con Guillermo sacando el balón del campo y escuchando el pitido del colegiado marcando el final del partido. Se había terminado, el Olímpico ganaba un partido con toda la épica de una lucha sin cuartel, heróico y muy emocionante (sin gran nivel de juego, bien es cierto) que dejaba en la hinchada Olímpica una gran alegría.

 

Crónica gracias a Julián.

Compártelo

Relacionado

Déjanos un mensaje