CRONICA DEL PARTIDO DHB OLÍMPICO DE POZUELO vs ARQUITECTURA

Olímpico de Pozuelo vs Arquitectura

Primera victoria del Olimpico de Pozuelo que llegó en la cuarta jornada de División de Honor B de rugby (Grupo C) en el Valle de las Cañas. El equipo de Pozuelo se impuso en un marcador muy ajustado por 26 a 24, llevándose la victoria en el último instante gracias a una transformación de un golpe de castigo.

El partido empezó con el dominio del equipo local, poniéndose por delante en marcador con un golpe de castigo y un ensayo transformado, todo ello ejecutado por el apertura olímpico Gonzalo Rivilla.

Sin embargo, desde la mitad del primer tiempo el Arquitectura empezó a mover el balón con más criterio y lograron meter dos ensayos, uno de ellos transformado, para irse al descanso con un 10-12 a favor.

La segunda mitad empezó como había terminado la primera: balón transmitido por la tres cuartos del equipo visitante para posarlo en la esquina de la línea de ensayo. Esta marca sería transformada (10-19).

El Olímpico en casa nunca baja los brazos, y era consciente de la necesidad de sacar la victoria en este partido. A partir de ese momento el equipo de la Omega tiró de orgullo y así llegaría el ensayo de Eloy, que posó el oval tras varias fases de delantera, y un nuevo golpe de castigo transformado por Gonzalo Rivilla (18-19). Faltaba poner la guinda, y tras una buena transmisión de los tres cuartos olímpicos llegaría un nuevo ensayo de Luis Castillo “Koldo” para poner al Olímpico por delante (23-19).

Parecía que estaba hecho, pero a falta de tres minutos para el final el Arquitectura tiró un tarro de agua fría metiendo un nuevo ensayo que no transformarían, pero que les permitía llevarse el partido (23-24).

Aún faltaba lo mejor. Quedaba la última jugada. Saque de centro de los locales, melé a favor, y golpe de castigo bien trabajado por la delantera del Olímpico, que tiraron de casta hasta el último segundo. Era una patada lejana y algo escorada. Gonzalo Rivilla ya se había enfrentado a este tipo de situaciones antes. Se quedó todo en silencio, o al menos es la sensación que tuve. Más silencio. Y de repente, pasó. Gonzalo metió el balón por el medio de los palos poniendo el definitivo 26-24 en el marcador.

Victoria más sufrida de lo esperado. Pero ahora toca trabajar mucho más, ya que tras el parón de la semana que viene recibirá a un Jaén que está dado mucha guerra en su primera campaña en DHB.

Crónica realizada por Koldo

Foto: Mondela

Compártelo

Relacionado

Déjanos un mensaje